En Semana Santa:

Recomendaciones para evitar problemas con pescados y mariscos

25 de Marzo de 2015
La unidad de Alimentos y Análisis Químico, del área DICTUC Aguas y Alimentos, entrega consejos para reconocer el buen estado de alimentos del mar y las precauciones en el hogar al consumirlos.

El consumo de pescados y mariscos en Semana Santa aumenta considerablemente y con ello el riesgo a sufrir problemas de salud como consecuencia de mala manipulación y problemas en la conservación del alimento.

DICTUC, a través de su unidad Alimentos y Análisis Químico, entrega algunos consejos sobre cómo reconocer cuándo los alimentos provenientes del mar están en buen estado y qué precauciones se deben tomar en el hogar para consumirlos.

Pescados crudos:

- Al observarlo, el pescado debe tener una pigmentación bien definida y no presentar mucosidad cutánea.
- No comprar pescados que presenten ojos opacos y hundidos, la piel opaca y √°spera o agallas violetas o negruscas, sino que deben tener un color rojo vivo.
- Las escamas deben presentar un brillo met√°lico y estar fuertemente adheridas a la piel.
- Al presionar la carne con el dedo debe ser firme y dura.
- El olor debe ser natural a algas marinas y, si es desagradable, no se debe adquirir.
- Las espinas deben estar fuertemente adheridas a la carne del pescado.

Mariscos:

- Deben ser adquiridos solo cuando est√°n vivos. La mejor manera de identificarlos es que al tocarlos cierren sus valvas.
- Al igual que los pescados, el olor no debe ser fuerte ni desagradable.

Dónde comprar:

- En lugares establecidos y que cuenten con autorización sanitaria del Ministerio de Salud. Además, deben estar limpios, sin olores ni basura acumulada.
- Se deben comprar siempre alimentos que estén almacenados en frío.
- Los productos deben ser empacados en bolsas plásticas individuales, lo que disminuye el riesgo de contaminación cruzada.
- Si asiste a un restaurante, pida los alimentos completamente cocidos. Si al servirlos están crudos y necesitan más cocimiento, devuélvalos.

En el hogar:

- Lavarse muy bien las manos al momento de manipular alimentos.
- Limpiar los mesones y cubiertas en las que se preparan los alimentos.
- El pescado fresco y limpio, al estar refrigerado, tiene una duración aproximada de 2 días.
- El pescado cocido dura entre 2 y 3 días en el refrigerador. No consumir estos productos si ya ha superado este período de tiempo.
- Mantener en todo momento los mariscos refrigerados a menos de 5¬įC hasta su cocci√≥n.
- Hervir los mariscos a 100¬įC al menos por 5 minutos.
- Al consumir pescados y mariscos, verificar siempre que estén bien cocidos. El limón no reemplaza la cocción de los alimentos, sólo produce cambios químicos en las proteínas que los componen sin eliminar los microorganismos que puedan existir.
- Verificar la fecha de vencimiento de los productos enlatados.
- Los envases en conserva no deben estar da√Īados y sus sellos deben estar intactos.
- Botar cualquier lata que tenga algo de óxido o que esté abollada.
- No guardar los restos de conserva en la misma lata, use un recipiente de plástico o vidrio que esté en buen estado y limpio. Al guardarlo, no olvide taparlo y ponerlo en el refrigerador.

La unidad de Alimentos y Análisis Químico, perteneciente al área de DICTUC Aguas y Alimentos, cuenta con los Laboratorios de Microbiología, de Alimentos y de Análisis Químico. El primero de ellos se orienta principalmente en la toma de muestras y posterior análisis microbiológico de manipuladores (torulado de manos), superficies y alimentos. Las tomas de muestra se realizan en lugares donde se preparan, expenden o sirven alimentos. Paralelamente, se realiza control de higiene y calidad, basadas en las buenas prácticas de manufactura y reglamento sanitario de los alimentos.

Comunicaciones DICTUC

E-mail: comunicaciones@dictuc.cl

DICTUC
Filial de la Pontificia Universidad Católica de Chile
Vicu√Īa Mackenna # 4860, Macul
Santiago - Chile
www.dictuc.cl