Dictuc / Artículos / Noticias / Ventilación de espacios cerrados durante el verano

Ante la última ola de contagio de Covid-19 y las modificaciones en los lineamientos gubernamentales en esta materia, son muchas las organizaciones que nuevamente han reformulado sus estrategias para regular los aforos dentro de espacios cerrados, como oficinas y locales comerciales. Todo esto, además, durante los meses más calurosos del año y ahora con la llegada de marzo.

Dentro este escenario, lo primero es saber que, si ventilamos durante el verano y no contamos con un equipo de climatización, será inevitable que la temperatura interior aumente, debido a que el aire exterior con seguridad estará a mayor temperatura que el interior.

En caso de contar con un equipo de aire acondicionado es posible que el equipo deba funcionar una mayor cantidad de tiempo, debido a que será un poco más difícil mantener la temperatura del recinto dado el aire caliente que estará entrando.

En recintos que tengan climatización por ductos, se debe procurar regular adecuadamente el caudal de aire fresco que estos sistemas toman desde el exterior. En este sentido, se debe disminuir al máximo la cantidad de aire recirculado para evitar la acumulación de contaminantes o agentes perjudiciales para la salud.

Una vez regulada la ventilación se debe tener en cuenta que los equipos de climatización pudieran tener una sobre carga térmica, por lo que hay que estar atento si es que se percibe que los equipos no enfrían adecuadamente el aire o si no se alcanza la temperatura programada en los termostatos.

Algunas consideraciones

La mejor forma de asegurar una adecuada ventilación es midiendo la concentración ambiental de CO2 dentro de espacios cerrados. Si el valor está por sobre las 400-450 ppm, significa que el aire interior tiene una concentración mayor que el exterior y, por ende, la ventilación pudiera no estar siendo la adecuada.

Sin embargo, en recintos en donde hay personas, es esperable que la concentración de CO2 sea mayor a la del ambiente exterior y que esté en el orden de las 700-800 ppm. Valores mayores que esos indicarían que la ventilación no es la adecuada.

No obstante, para poder hacer estas mediciones, se necesitan sensores de CO2 y es muy poco habitual que recintos como locales comerciales, oficinas o residencias particulares cuenten con ellos, pese a que su costo no es muy elevado en comparación a los beneficios que pueden entregar.

Por lo tanto, si no se cuenta con estos sensores, lo recomendable para tener ventilación es mantener abierta alguna ventana o abrirla cada cierto tiempo, sobre todo si las personas que están en el recinto sienten que el aire está viciado.

Tipos de ventilación

  • Ventilación natural: su ventaja es que es gratis en todo sentido (basta con abrir una ventana o una puerta), pero la cantidad de aire que ingresa al recinto depende de las condiciones ambientales y de la geometría del recinto. De acuerdo a las recomendaciones otorgadas por las autoridades[1], con la apertura de ventanas y puertas en lados opuestos se produce una ventilación cruzada que es más efectiva para renovar el aire.
  • Aire acondicionado: su ventaja es que permite enfriar el aire en verano (y calentarlo en invierno), pudiendo controlarse la temperatura de manera automática en el nivel que se requiera. Sus desventajas son su relativo alto costo y que requiere ser instalado.
  • Ventilador: la principal ventaja es que es barato y que no requiere de una instalación especial. La desventaja es que no enfría el aire y solo mejora la sensación térmica al mover el aire. La recomendación de las autoridades es ubicarlo junto a una ventana con flujo en dirección al exterior, para así favorecer la extracción del aire que se encuentra en el interior.

En tiempos de pandemia, lo principal es ventilar, aunque signifique sacrificar confort térmico o que aumente la temperatura interior o que aumente el consumo eléctrico asociado al enfriamiento del aire limpio que ingresa al recinto.

Si te gustaría realizar una medición de ventilación de espacios cerrados, podemos ayudarte.

 

 

[1] Guía para la correcta implementación en espacios habitacionales. Ministerio de Vivienda y Urbanismo. https://www.minvu.gob.cl/wp-content/uploads/2020/09/Guia-ventilacion.pdf