Dictuc / Artículos / Noticias / Innovador proyecto para la producción sustentable del vino

Miguel Torres es la primera viña en implementar un sistema de poligeneración solar, desarrollado en conjunto entre Dictuc y las universidades de Talca y Diego Portales.

 Con el fin de aportar a la Sustentabilidad en la Industria del Vino, se presentó el proyecto FIA (Fundación para la Innovación Agraria) “Poligeneración Solar en la Industria del Vino: Aplicaciones en Calor de Procesos y Refrigeración para la Reducción de Huella de Carbono, desarrollado en conjunto entre Dictuc y las universidades de Talca y Diego Portales, además de la participación de Fraunhofer Chile como consultor.

El objetivo es diseñar un sistema de poligeneración escalable (producción simultánea de calor y frío solar), que permita a las empresas vitivinícolas aumentar su independencia energética, y disminuir la huella de carbono, asociada a sus procesos de producción de vino, para luego transferir la tecnología a la industria mediante servicios de consultoría y suministro de energía en modalidad ESCO.

De hecho, este sistema en escala industrial puede reemplazar hasta un 99% del consumo eléctrico para refrigeración y entre 40-60% del consumo de calor, con la consecuente reducción de la huella de carbono.

La primera viña que asumió el desafío de implementar este proyecto es Miguel Torres, en la cual se realizó el lanzamiento el viernes 24 de octubre, con la participación del Director del Proyecto, Rodrigo Escobar, quien es profesor de la Escuela de Ingeniería de la UC y Director de la unidad Energía Solar de Dictuc.

El evento contó con la presencia de Pía Barros, Jefe de Información y Difusión FIA, Felipe Bahamondes, Gerente General de Dictuc, Jaime Valderrama Larenas, Gerente General de Miguel Torres Chile y empresarios del rubro vitivinícola interesados en este proyecto de innovación.

“La integración de estos sistemas contribuyen a mejorar la eficiencia productiva al reducir el consumo de gas, electricidad y petróleo y otorgan un valor adicional por trabajar en la reducción de la huella de carbono. Además puede generar un gran impacto porque se podría aplicar a cualquier industria que requiera energía en sus procesos y que cuente con un mínimo de recurso solar”, señaló Pía Barros, Jefe de Información y Difusión de FIA.

De esta manera, Miguel Torres Chile contará con un innovador sistema poligeneración solar para el control de temperaturas durante el proceso de vinificación, específicamente en el proceso de elaboración del vino, el que activa un sistema de refrigeración por absorción a través de paneles que captan energía solar, enfriando agua hasta entre 5 y 7 grados Celsius.

Objetivos

El director del proyecto, Rodrigo Escobar, explicó que esta iniciativa surge debido a que en el proceso de vinificación, la refrigeración representa el principal consumo eléctrico, lo que en Chile además está asociado a elevadas emisiones de CO2 por las características de la matriz de generación eléctrica (aproximadamente 50% termoeléctrica con gran participación del carbón).

En este escenario, “con un sistema de poligeneración solar se podría lograr reducir las emisiones, aumentar la independencia energética y reducir el riesgo de alteraciones en la calidad del producto, asociado a disrupciones en el suministro de calor y frío”, afirmó Rodrigo Escobar.

De esta manera, con la implementación de este proyecto se busca agregar valor al vino, mejorando la competitividad de la industria chilena en los mercados internacionales.

“Uno de nuestros principales valores como empresa familiar, además de la elaboración de vino de calidad y la Sustentabilidad y Responsabilidad Social Empresarial, es la Innovación; por lo que sabemos que en el proceso de vinificación el control de la temperatura representa uno de los puntos principales en relación al consumo eléctrico y térmico. Para enfrentar esta realidad es que decidimos desarrollar un sistema que apunte a reducir la huella de carbono en la industria del vino” señaló, el Gerente General de Miguel Torres Chile, Jaime Valderrama.

Debido a que la demanda de refrigeración es mayor en los meses de verano, con la implementación de este proyecto se congura una oportunidad para introducir sistemas asistidos por energía solar.

Así, se propone integrar tres sistemas. Un equipo de absorción que produce refrigeración a partir de una fuente térmica híbrida, conformada por un campo solar con almacenamiento térmico y una caldera de biomasa, para asegurar el funcionamiento del sistema en períodos de baja radiación solar, además de un secador solar para aprovechar la biomasa de los desechos de producción del vino.

Lo anterior requiere una estrategia que garantice que el uso de esta tecnología no afecte negativamente ni el proceso de vinificación, ni la calidad del vino, parte fundamental del proyecto liderado por Fernando Almeda, Director Técnico y Enólogo de Miguel Torres Chile, quien junto a su equipo ha desarrollado proyectos de innovación, como uno de los valores que la Familia Torres trajo a Chile desde hace ya de 30 años.