Dictuc / Nosotros / Nuestra Historia

El desarrollo de las sociedades está íntimamente ligado a su capacidad de aplicar el conocimiento científico para enfrentar los desafíos de un mundo cada vez más complejo y demandante. Son las universidades las llamadas a poner el conocimiento de vanguardia a disposición de la sociedad para dar respuestas concretas a esos retos.

Desde su inicio, la Pontificia Universidad Católica de Chile ha tenido en su espíritu el objetivo de adaptarse a las necesidades del país, buscando maneras de transferir el conocimiento y la tecnología generados en la casa de estudios hacia la sociedad, contribuyendo a mejorar la calidad de vida de las personas y del país.

En este contexto, durante la década de 1930, la UC puso al servicio de los sectores productivos del país sus laboratorios docentes de ensayos de materiales. Esta visión se alinea con la creación de la Corporación de Fomento (CORFO) en 1939, evidenciando la sintonía existente entre la Universidad Católica y la demanda de conocimiento que el avance tecnológico de Chile ha requerido, buscando estrechar vínculos entre el conocimiento y las necesidades de la sociedad.

Como parte de esta política de estrechar vínculos con la sociedad, en 1938 se creó el Instituto de Investigaciones de Materiales en la Escuela de Ingeniería UC, cuyos objetivos fueron entregar certificación de productos de alta calidad, capacitación, perfeccionamiento, estudios y desarrollo de proyectos en las diversas especialidades de la ingeniería.

 

En 1947, en búsqueda de una oferta de servicios más diversificada y especializada, se creó la Dirección de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Dictuc. El creciente desarrollo del trabajo más profesional y orientado a la industria impulsó que en 1994 se constituyera Dictuc S.A., como la filial de la Universidad Católica. Con ello se consiguió un funcionamiento más fluido, bajo el concepto de institución privada, ampliando la oferta de servicios a sectores no explotados anteriormente. Desde entonces, Dictuc se encarga de gestionar y rentabilizar el conocimiento especializado de Ingeniería UC desde cuatro líneas de negocio: asesorías, certificación y servicios de laboratorio, emprendimiento e innovación. Líneas a través de las cuales apoya a las industrias de una economía en transición que avanza hacia la sofisticación de las actividades, lo que demanda la aplicación de conocimiento cada vez más especializado.

Los nuevos escenarios del país y las empresas han impulsado a Dictuc a incorporar la gestión de la innovación y el apoyo al emprendimiento, a través de la sistematización de dichos servicios de creación, apoyo y participación en proyectos de I+D+i.

Es así como hoy en día Dictuc es la filial de la Pontificia Universidad Católica de Chile que transfiere el conocimiento experto y la tecnología generados en la Escuela de Ingeniería UC, para ponerlos al servicio de la comunidad en soluciones concretas a las necesidades del país.

 

Así lo ha entendido desde sus orígenes la Pontificia Universidad Católica de Chile, comprometida con las personas y el bien común, aportando a la construcción de una sociedad mejor para todos.

Desde hace casi 80 años, Dictuc es la expresión palpable de esta vocación de la universidad y su Escuela de Ingeniería, poniendo en práctica formas de transferir conocimiento avanzado desde la academia a la comunidad, de manera acelerada y eficaz, entregando soluciones mediante el modelamiento, simulación, experimentación y estudio de problemas complejos.

Los orígenes de Dictuc son de la década de 1930, cuando la UC puso al servicio de los sectores productivos del país sus laboratorios docentes de ensayos de materiales, como parte de una nueva misión de estrechar vínculos con la sociedad.

Luego en 1938, se creó el Instituto de Investigaciones de Materiales en la Escuela de Ingeniería UC, con el objetivo de entregar certificación de productos, capacitación, perfeccionamiento, estudios y desarrollo de proyectos en las diversas especialidades de la Ingeniería. Esto se alinea con la creación de la Corporación de Fomento (CORFO) en 1939, evidenciando la sintonía existente entre la Universidad Católica y la demanda de conocimiento que el avance tecnológico de Chile ha requerido.

En este mismo contexto y buscando una oferta de servicios más diversificada y especializada, Se crea la Dirección de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de la Pontificia Universidad Católica de Chile, DICTUC, en 1947.

Años después, en 1994, en un escenario de creciente desarrollo del trabajo más profesional y orientado a la industria, se constituye Dictuc S.A., como una filial de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Esta figura de institución privada permitió ampliar la oferta de servicios a sectores no abordados anteriormente. Desde entonces, en DICTUC nos encargamos de gestionar y rentabilizar el conocimiento especializado de Ingeniería UC en diversos sectores de interés país, a través de las cuales trabajamos comprometidamente para mejorar el bienestar de las personas.

Los nuevos escenarios del país y la necesidad de las empresas de fomentar e incorporar la innovación en sus procesos productivos nos han impulsado a la sistematización de los servicios de creación, apoyo y participación en proyectos de I+D+i, incorporando la transferencia de tecnologías como una línea de servicio que permite generar un impacto positivo en el avance del país y la calidad de vida de las personas.