Dictuc / Artículos / Noticias / Intoxicaciones por monóxido de carbono ¿Cómo evitarlas?

Una intoxicación por monóxido de carbono puede ser un accidente bastante común, pues todos los artefactos a combustión utilizados en nuestros hogares, ya sean cocinas, estufas o calefones, producen una cierta cantidad de este tipo de gas. Si éste se acumula por sobre los niveles considerados como peligrosos podría provocarnos desde un simple malestar hasta la muerte.

Fabián Hormazábal, gerente de Unidad Ingeniería Térmica y Medio Ambiente, explica que el gas licuado, el gas natural y parafina, son combustibles que contienen hidrógeno y carbono, y por eso se les suele llamar también hidrocarburos (“hidro” por hidrógeno y “carburo” por carbono). Durante la combustión, el hidrógeno y el carbono reaccionan con el oxígeno del aire formando, idealmente, vapor de agua y dióxido de carbono, respectivamente.

Sin embargo, si las condiciones no son ideales, el carbono no puede formar dióxido de carbono, generándose ciertas cantidades de monóxido de carbono, el cual es un producto de combustión incompleta y que sobre ciertas concentraciones puede producir desde un simple dolor de cabeza hasta la muerte por intoxicación.

Para evitar que esto ocurra, te presentamos las siguientes recomendaciones:

  • Las estufas a parafina deben ser encendidas y apagadas al aire libre.
  • Prefiere las estufas con ducto de evacuación de gases hacia el exterior de la vivienda.
  • Nunca debes cerrar completamente una habitación que tenga en su interior una estufa a combustión sin ducto de evacuación de gases.
  • Los calefones deben estar instalados según la normativa vigente y nunca dentro de un baño.
  • Revisa que el ducto de los calefones no esté en mal estado ni fuera de su lugar.
  • Revisa la mecha de las estufas tradicionales a parafina.
  • Verifica que la llama de la cocina sea azul y no amarilla, ya que esto significa que la combustión no es la adecuada.
  • Es importante situar las estufas en un lugar seguro.
  • No use la estufa con otros fines que no sea la de calefaccionar.
  • En caso de sentir malestar (dolor de cabeza, mareos o vómitos) cuando está en funcionamiento un artefacto a combustión, debes apagarlo, ventilar completamente el recinto, llamar a los servicios de urgencia y solicitar la inspección de personal autorizado por la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC).

Siguiendo estos tips, mantendrás un ambiente limpio y seguro para ti y toda tu familia.